El estudio de la fisiología está íntimamente relacionado con el estudio de la fisiopatología, que es el análisis de las enfermedades que tienen lugar en los seres vivos mientras estos realizan sus funciones vitales.

Esta rama de la medicina explica por qué se producen las enfermedades, cómo se originan y cuáles son sus síntomas. Por lo tanto, es una forma de describir la historia y evolución de una enfermedad, la cual se divide en tres fases:

Inicial. Esta fase abarca los primeros cambios que sufre el organismo desde el momento en el que empieza la enfermedad hasta que se producen los primeros síntomas. Por lo general, en esta primera etapa, el paciente no sufre cambios sustanciales ya que la enfermedad se va desarrollando de forma asintomática.

Clínica. Es el momento en que la enfermedad comienza a mostrar sus síntomas característicos. Estos pueden presentarse de varias maneras, como puede ser de forma continua, por episodios o incluso en graves crisis.

Resolución. Esta fase pude ser variable. Por ejemplo, en las patologías benignas, las enfermedades se curan y el paciente recupera su salud. En cambio, en otras enfermedades pueden convertirse en crónicas o bien terminales.